Huachipato vuelve a las prácticas

La autoridad sanitaria no respondió el protocolo y en Talcahuano retornarán este lunes a las prácticas. El club entiende que no está infringiendo ninguna regla.

El pasado 30 de abril, Diego Oyarzún, defensa de Huachipato, comentó que “el club nos informó que tienen estipulado volver a los entrenamientos el 1 de junio, obviamente con autorización sanitaria y protocolos”. En ese momento, parecía incluso una decisión aterrizada o, por lo menos, no tan polémica. Aquella jornada se registraron 888 nuevos casos en Chile, había un total de 16.023 contagiados y 227 fallecidos.

Un mes después, con más de 1000 muertos en el país, bordeando casi 100 mil contagiados en total y con un promedio de 4 mil nuevos enfermos por día durante las últimas semanas, el panorama cambió radicalmente. No tanto para Huachipato, que de todas maneras no echó pie atrás en su decisión y volverá a las prácticas desde las 8 am. en Talcahuano. La medida no es del gusto de todo el plantel, considerando que varios tienen niños y han cumplido una estricta cuarentena, pero no les quedó más que acatar.

¿Y el protocolo? El 22 de abril fue entregado a la subsecretaria de Salud, Paula Daza, un extenso documento de 27 páginas elaborado por ocho profesionales del área médica. Aquel informe, que debía ser contestado a la brevedad, enumeraba una serie de medidas que los clubes deberían cumplir en caso que se permitiera el retorno a las prácticas. La autorización parecía inminente, pero se dilató con el paso de los días y, finalmente, la respuesta nunca llegó. “Hace un mes se esperaba que, en esta fecha, el panorama no fuese tan terrible. Se pensaba que la estrategia del gobierno sería más eficiente y que el comportamiento de la gente sería diferente. Así, promediando 4 mil casos diarios, el retorno oficial se complica. Oficial, esa es la palabra clave”, comentó un integrante del comité encargado de elaborar el protocolo.

Los jugadores de Huachipato, tranquilos con su vuelta a entrenar: “La posibilidad de contagiarnos es casi cero”

Alfombra sanitizadora y grupos de siete jugadores: así será el retorno de los acereros a los entrenamientos. El club siderúrgico adopta las medidas de precaución. Las últimas pruebas acreditaron que no hay positivos en el plantel.

Desde el 1 de junio, el equipo que dirige Gustavo Florentín trabajará en el estadio CAP. Lo hará bajo estrictas medidas de seguridad. En la usina aseguran que se adoptaron todos los protocolos para evitar contagios. Las últimas pruebas acreditaron que no hay casos de coronavirus en el plantel ni entre los colaboradores cercanos. Con esa certeza, aseguran que vuelven tranquilos.

El plan incluye varias medidas. Habrá, por ejemplo, alfombras sanitizadoras para las ruedas de los automóviles en que los futbolistas llegarán a las prácticas. También se les aplicarán productos a los vehículos. A los futbolistas se les tomará la temperatura apenas lleguen al centro de prácticas. Ingresarán en solitario, equipados para iniciar la sesión, como acontece en Europa.

Los jugadores ya tuvieron la posibilidad de conocer las condiciones en las que trabajarán. Juan Córdova, mediocampista del equipo de la usina, asegura que eso los tranquiliza. “Están todas las medidas de seguridad y habrá fiscalización. La posibilidad de contagiarnos es casi cero, al menos de acuerdo a los protocolos. Para jugar es distinto, pero para entrenar las condiciones están”, afirma.

FUENTE: El deportivo.